Loading...

4/8/2010

Características físicas de Júpiter

Este planeta es una gigante bola de gas y liquido, compuesta básicamente por gases y líquidos, con un 90% de hidrogeno y un 10% de helio.

La superficie del planeta no tiene ninguna estructura solida y está compuesta por densas nubes de color marrón, amarillo, blanco y rojo. Las nubes se separan en zonas
Llamadas cinturones que giran paralelamente a la línea del ecuador y en direcciones opuestas.
Tiene una estructura interna muy particular, ya que como todos los planetas gigantes, no se definen bien las capas.
El núcleo de Júpiter, está formado por metal, piedra y helio de unos 28 000 Km. de diámetro. Formado hace unos 4.500 millones de anos y compone el 5% de la masa total.
Su masa es de unos 5 veces la masa de la Tierra y tiene una temperatura de 30 000°.
Sobre este núcleo, la envuelve una capa de hidrogeno metálico liquido, que se encuentra entre 10.000 y 30.000°, con un espesor de 40.000 km. Esta capa conforma la mayor parte del planeta y es la responsable del campo magnético de Júpiter.
Luego de esta capa, hay otra capa de aproximadamente 20.000 km grosor. Esta está formada por Hidrogeno y Helio en estado liquido. A medida de que la presión desciende, se convierte lentamente en estado gaseoso y la temperatura aumenta hasta llegar a los 40ºC.
Posee una atmosfera compuesta principalmente por hidrogeno y helio. La frontera entre la atmosfera y la superficie no se puede determinar, ya que casi siempre está cubierta con nubes que dificultan la observación. También es la atmosfera más inestable de todas, con ciclones, anticiclones, tormentas y relámpagos en toda la superficie del planeta.
Como todos los planetas, Júpiter genera un campo magnético 14 veces más fuerte al de Tierra. Esto es debido a su tamaño gigantesco y a su elevada velocidad de rotación.
Este campo magnético le sirve para protegerse de los vientos solares, actuando como una especie de escucho magnético.
A diferencia que el resto de los planetas que poseen anillo planetario (Saturno, Urano y Neptuno), Júpiter posee tres anillos planetarios compuestas básicamente por partículas de polvo. Estas no son visibles desde la Tierra y tienen su origen en los choques de los meteoritos con las lunas de Júpiter.
Algunos satélites de Júpiter:

Adraste, Amaltea, Ananké, Calisto, Carme, Elara, Europa, Ganimedes, Himalia, Io, Leda, Lisitea, Metis, Pasifae, Sinope, y Tebe.

Júpiter tiene 16 satélites, que son clasificadas en tres grupos:

* Los más cercanos al planeta, Metis, Adrastea, Amaltea y Tebas.
* Los satélites galilianos; Io, Europa, Ganimedes y Calisto.
* Los 8 satélites más alejados al planeta: Leda, Himalia, Lisitea, Elara, Ananke, Carme, Parsifea y Sinope. Estos últimos 4 se caracterizan por girar en sentido contrario a los demás satélites, por este motivo, se cree que fueron asteroides atraídos a lo largo del tiempo por la enorme gravedad de Júpiter.

Los 4 satélites más estudiados son los galileanos:

* Io: es uno de los satélites más particulares del sistema solar, ya que es una de las dos satélites que tiene volcanes activos. Tiene un diámetro de 3.642 km, entre los galileanos es el satélite que se encuentra más cerca de Júpiter, con una distancia de 421.600 km y su periodo de rotación es de 1.7691 días.
* Europa: tiene un diámetro de 3130 km, su distancia con respecto a Júpiter es de unos 670.900 km y su periodo de rotación es de 3.5512 días. Tiene una superficie lisa y brillante, cubierto por una gruesa capa de hielo y a raíz de esto, se piensa que por debajo de esta capa de hielo hay un océano de agua líquida de varios quilómetros de profundidad.
* Ganimedes: la característica principal de este satélite, es que es el mayor de todas, con un diámetro de 5268 km, su tamaño es casi igual al planeta Marte. Tiene una superficie compuesta por hielo y rocas, su distancia es de 1.070.000 km con respecto a Júpiter y su periodo de rotación es de 7.1546 días.
* Calisto: está compuesta por hielo y roca en las mismas cantidades, tiene un diámetro de 4806 km. Dentro de los galileanos es el satélite que se encuentra más alejado de Júpiter, 1.885.000 km. Su superficie está caracterizada por estar repleta de cráteres y su periodo de rotación son de 16.689 días.

Hasta el día de hoy, ninguna nave terrestre con tripulantes ha podido descender a la superficie de este planeta, pero si se han enviado sondas para poder estudiarla y analizarla.
En 1972 se lanzo la primera sonda hacia Júpiter llamada Pioneer X y más adelante enviaron a la Pioneer XI. No se tuvo que esperar tanto para obtener los primeros datos del planeta que hasta ese momento era bastante desconocido. En apenas un año ya estaban enviando los primeros datos de la superficie de Júpiter, a tan solo 40.000 km. de altura.
Luego en 1977 se lanzaron dos sondas más: los Voyager I y II. La misión de estas no era el planeta Júpiter, si no sus satélites más importantes: Io, Europa, Ganimedes y Calixto.
En octubre de 1990, se lanzo la quinta sonda, Ulises, que paso por Júpiter en febrero de 1992. En esta misión también participo La Agencia Espacial Europea, que construyó la sonda mencionada.
Luego le toco el turno a la sonda Galileo, que comenzó su viaje en octubre de 1989. Esta misión a diferencia que las anteriores, consistía en penetrar la atmosfera y obtener datos de la superficie. La sonda midió la cantidad de agua y otras sustancias químicas que había en la atmosfera.
La misión siguió exitosamente; en diciembre de 1995, Galileo entro en órbita alrededor de Júpiter, pudiendo observar los satélites del planeta hasta el año 2003, cuando la nave se quedo sin combustible y mandaron a la sonda a estrellarse contra la superficie de Júpiter.

La Gran Mancha Roja:
Es un gran huracán de gas, tiene una  forma oval y contrarresta su color con el fondo del cinturón amarillo.  Su tamaño es de unos 30.000 km. de este a oeste y 13.000 km. de norte a sur. aunque hoy en día se sabe de que se esta contrayendo lentamente. El color de la mancha varia entre el rojo ladrillo a ligeramente marron. La velocidad promedio del borde de la mancha es de 360 km/h.


URGENTE, SE BUSCA DETECTIVE ESPACIAL
En el pasado mes de mayo, misteriosamente Júpiter perdió otra vez un cinturon completo (con esta van 4 veces que desaparece. En las 3 pasadas ocasiones, la franja regresó luego de intensas tormentas)
La franja posee una extensión equivalente a 20 veces el tamaño de la Tierra y 2 de ancho.
Según el científico Glenn Orton de la Agencia Espacial de Estados Unidos, es posible de que nubes cirros (nubes de cristales de amoníaco) se formaran en cima del cinturón y no permitan el que se vea la franja desde la Tierra. Pero lo sierto es que hasta ahora no se sabe el motivo de su desaparición ni cuando volverá.